91 466 74 54
clinica@veterinariaabrantes.es

¿Sabes cómo cuidar una tortuga correctamente? Tanto si ya has adoptado uno de estos increíbles reptiles, como si estás pensando hacerlo, tendrás que dedicarle ciertos cuidados para que viva sana y feliz.

Claves para cuidar de tu tortuga

Conoce el tipo de tortuga que llevarás a casa

Uno de los primeros aspectos que debes conocer es si se trata de una tortuga terrestre o una tortuga de agua. Esto determinará qué tipo de hábitat requerirá tu mascota, así como la clase de alimentación necesitará.

Asegúrate de que la alimentación de tu tortuga sea la correcta

Si buscas cómo cuidar una tortuga de manera adecuada, entonces debes alimentarla según sus requerimientos. Lo ideal es que el pienso extrusionado para tortugas sea la base de su alimentación, que podrá complementarse con verduras, legumbres y pescado.

Un veterinario podrá indicarte las cantidades y tiempos de nutrición, así como el requerimiento de calcio de tu tortuga. Este último es importante para la salud y el mantenimiento en excelentes condiciones de su caparazón.

proporciónale el hábitat perfecto

Tener una tortuga en casa significa bridarle su propio hogar y lugar para descansar. Un espacio especial para ella, que logre cubrir todas sus necesidades.

Tortugas acuáticas

A las tortugas de agua tendrás que ofrecerle un acuario en el que pueda nadar junto a un espacio seco en el que descansar. Muchas veces, estas áreas de reposo se crean con accesorios y rocas lisas combinadas con musgo en su base.

Hay que mantener el agua a temperatura ambiente y asegurarnos de que tienen exposición a la luz solar directa. Hemos de cambiar el agua 2 veces por semana y limpiar el acuario por completo cada mes.

Tortugas terrestres

En cuanto a las tortugas de tierra, tendrás que brindarle un mayor espacio para moverse con libertad. No obstante, también puedes proporcionarle un área con agua en el que pueda remojarse.

El sustrato: aleja lo tóxico

Es importante que elijas un buen sustrato para tu nueva tortuga, tanto si es natural, como artificial. Solo recuerda comprobar que la opción que escojas no contenga sustancias que puedan irritar o que sean tóxicas, así como cambiarlo con regularidad para mantener la higiene.

¿Y si no es un terrario?

Otra opción para tu mascota, principalmente si es terrestre, es vivir al aire libre en el jardín. Este debe ser un lugar controlado y que puedas adecuar con las recomendaciones y visto bueno de tu veterinario.

Temperatura y sol

Las tortugas son animales que no regulan su temperatura corporal, por lo que debes garantizar que su hábitat tenga la temperatura adecuada de forma constante. Para esto, un veterinario podrá indicarte cuál es el clima propicio, basado en la clase de tortuga que sea.

Aun así, puedes tener como base que, para una tortuga acuática, el ambiente apropiado se encuentra entre los 26 y unos 30 grados. Para las tortugas terrestres la temperatura ideal oscila entre los 27 y 30 grados.

La luz solar directa es otro elemento que no puede faltar, ya que es importante para la salud de tu tortuga, incluso existen algunos tipos de estos reptiles que deben recibirla durante un mínimo de 15 minutos diarios. Ahora bien, si tu mascota no puede recibir luz natural, puedes simularla con una lámpara para reptiles.

Hibernación de tu tortuga

Algunas especies de tortugas hibernan, proceso durante el cual reducen al mínimo sus funciones vitales y entran en un período de letargo que favorece su ritmo metabólico y beneficia su salud. La época de hibernación tiende a situarse en otoño o invierno.

Durante la misma es importante realizar controles periódicos y vigilar que nuestra mascota no sufra deshidratación.

Especies de tortugas que hibernan

  • Tortuga mora
  • Galápago de Florida
  • Tortuga rusa
  • Tortuga moteada
  • Tortuga mediterránea
  • Galápago del bosque
  • Tortugas del género Gopherus

Recuerda dejarla hacer ejercicio

El ejercicio no puede faltar para cuidar una tortuga. Los quelonios son lentos por naturaleza, pero esto no quiere decir que no necesiten actividad física en su vida.

Una pequeña caminata será muy beneficiosa para la salud de tu tortuga, sobre todo si es por algún espacio natural con plantas y hierba. Así que, si puedes sacarla de su terrario para ello, seguro te lo agradecerá.

Por supuesto, si tu mascota vive al aire libre en tu jardín, será ella misma quien escoja el mejor lugar para sus largas caminatas diarias, así como donde tomar el sol.

Llévala a revisiones veterinarias

En ocasiones es complicado saber si nuestra tortuga padece algún problema de salud.  Razón por la que es importante que se le realicen controles veterinarios periódicos.

Síntomas de enfermedad en tortugas

Además de estas visitas para controlar periódicamente su estado de salud, debemos llevar a nuestra tortuga al veterinario si observamos alguno de los siguientes síntomas:

  • Experimenta un comportamiento diferente
  • Presenta cambios en el apetito
  • Aprecias manchas o cambios en su caparazón
  • Estornuda o tose
  • Tiene secreciones nasales

Centro Veterinario Abrantes en Carabanchel, atención de calidad para tu tortuga

En Centro Veterinario Abrantes en Carabanchel contamos con años de experiencia en la atención para tus mascotas. Nuestro equipo de profesionales altamente cualificados de asesorará sobre todos los cuidados que necesita tu tortuga para que disfrute del máximo bienestar.