91 466 74 54
clinica@veterinariaabrantes.es

 Los conejos son mascotas sumamente cariñosas y muy adorables que producen ternura debido a su apariencia pequeña y su pelaje esponjoso. Sin embargo, estas mismas características pueden fomentar que su cuerpo acumule temperaturas muy elevadas para su pequeño tamaño y sufra un golpe de calor, por ello es necesario conocer cómo protegerlo de esta situación. 

¿Qué es un golpe de calor? 

Los golpes de calor son trastornos producidos por un aumento de la temperatura corporal causados por una exposición prolongada a las altas temperaturas del ambiente y la humedad del mismo. Este malestar también es muy común en personas y animales que realizan actividades físicas extenuantes durante temporadas de calor, sin embargo, la temperatura corporal que debe exceder el cuerpo es diferente para cada especie, y para los conejos esta no es tan elevada. 

¿Qué temperatura es peligrosa para los conejos?

La temperatura ideal para la salud de los conejos está entre los 12 y 21ºC pero debido a la capa de pelaje que estos poseen la temperatura de su cuerpo puede aumentar fácilmente, siendo muy difícil disminuirla. A partir de los 30ºC y con un grado de humedad elevado los conejos pueden sufrir un golpe de calor. 

¿Cómo saber si un conejo tiene calor?

 La principal forma de saber si un conejo tiene calor es prestando atención a sus orejas ya que estas se tornarán de un color más rojizo debido a la vasodilatación de los vasos sanguíneos ubicados en ellas. Sin embargo, este no es el único síntoma físico que denota el calor de tu conejo: 

  • Fosas nasales: las fosas nasales de tu conejo se verán más hinchadas de lo usual y su pelaje puede estar humedecido debajo de ellas.
  • Ojos: sus ojos se verán entrecerrados debido al agotamiento que la temperatura le genera.
  • Respiración: la respiración será más acelerada y posiblemente percibas jadeos provenientes de él.
  • Orejas: además de notarse enrojecidas es posible que sus orejas se sientan calientes al tacto.


También existen cambios en su conducta que pueden alertarte de un golpe de calor, como la letargia y la falta de apetito, o si encuentras que este se recuesta en el suelo de forma más extendida de lo usual buscando refrigerarse. 

¿Cómo prevenir los golpes de calor? 

Si bien los golpes de calor pueden ser tratados lo mejor es prevenir que estos sucedan ya que representan un peligro grave para los conejos. Para ello, aquí te dejamos los siguientes consejos que harán que tu mascota permanezca fresquita: 

Mantener hidratado a tu conejo 

Una buena hidratación constante es indispensable para evitar que tu conejo sufra de deshidratación durante las temporadas de temperaturas elevadas, y que pueda tener un golpe de calor.

 
Para conservar fresco e hidratado a tu pequeño debes mantener su plato de agua siempre lleno y también le puedes añadir cubitos de hielo para que permanezca fría por más tiempo. Además, puedes incluir en ella pequeños trozos de alimentos ricos en agua (como lechuga o frutas) que atraerán aún más a tu conejo a beber y comerlos. 

Colocar la jaula en un sitio fresco 

Al ser el sitio donde pasan la mayor parte de su día la jaula debe estar en un lugar fresco, pero sin encontrarse en la intemperie sino dentro de la casa. Idealmente debería estar en una sala donde haya un aire acondicionado pero, en caso de no tener uno en la casa, los ventiladores también son una excelente opción siempre que estos no estén apuntándole de forma directa, sino que giren alrededor de su jaula.

 
La jaula también debe estar lejos de la luz del sol para que esta no eleve la temperatura dentro. Si aún con estos pasos sientes que no es suficiente también puedes colocar una toalla húmeda entre el ventilador y la jaula para que el aire que este empuja sea más fresco. 

Nunca enfriar a un conejo de forma repentina 

Es muy importante que si percibes que tu conejo tiene una temperatura corporal elevada no intentes disminuirla de forma brusca con agua fría o hielo ya que puede sufrir un shock térmico (un cuadro sumamente grave de hipertermia). Tampoco es recomendable rociarlo de agua ya que esto puede producir estrés en él y conseguir que su temperatura corporal aumente aún más. 

Dirígete rápidamente a nuestro Centro Veterinario Abrantes en Carabanchel 

En caso de que tu conejo presente cualquiera de los síntomas de un golpe de calor, es necesario que reciba la atención más rápida posible, por lo que debes trasladarlo al centro veterinario más cercano a tu ubicación.