91 466 74 54
clinica@veterinariaabrantes.es

El cáncer es una enfermedad que afecta a humanos y animales, incluidas nuestras queridas mascotas. A medida que los vínculos emocionales entre humanos y animales se fortalecen, el diagnóstico de cáncer en mascotas se vuelve más preocupante para los propietarios. En este artículo, exploraremos qué es el cáncer en mascotas, sus posibles causas y por qué es crucial detectar los signos tempranos para un tratamiento efectivo.

Qué es el cáncer en mascotas

El cáncer en mascotas, al igual que en los humanos, es una enfermedad caracterizada por el crecimiento anormal y descontrolado de células malignas en el cuerpo del animal. Estas células cancerosas pueden formar tumores, infiltrarse en tejidos circundantes y diseminarse a otras partes del cuerpo, lo que afecta gravemente la salud y el bienestar del animal.

Con un diagnóstico temprano, opciones de tratamiento adecuadas y cuidados de apoyo, muchos animales pueden disfrutar de una buena calidad de vida durante un tiempo significativo después del diagnóstico de cáncer.

Síntomas del cáncer en mascotas

El cáncer en mascotas puede manifestarse de diversas maneras, y es importante estar atento a los signos que podrían indicar la presencia de esta enfermedad.

Es fundamental tener en cuenta que algunos de sus síntomas podrían ser causados por otras afecciones médicas, pero, justo por eso, si observas alguno de estos signos en tu mascota, es crucial consultar a un veterinario para un diagnóstico adecuado con el que puedas salir de dudas.

Bultos o masas anormales

Uno de los signos más comunes del cáncer en mascotas es la presencia de bultos o masas que crecen rápidamente en el cuerpo del animal. Estos bultos pueden sentirse firmes o blandos al tacto y pueden ser visibles o estar ocultos bajo la piel.

Pérdida de peso inexplicable

Si notas que tu mascota está perdiendo peso sin una causa aparente, esto podría ser un signo de cáncer. La pérdida de peso inexplicable podría estar asociada con la pérdida de apetito o la dificultad para alimentarse debido a la presencia de tumores en la boca o el tracto digestivo.

Letargo y debilidad

Los animales con cáncer es posible que muestren signos de letargo, fatiga y debilidad generalizada. Esto puede deberse a la enfermedad misma o a la anemia asociada con algunos tipos de cáncer que afectan la producción de glóbulos rojos en la médula ósea.

Cambios en el comportamiento

Los cambios en el comportamiento, como la irritabilidad, la agresividad o la falta de interés en actividades que solían disfrutar, pueden ser indicativos de malestar físico causado por el cáncer.

Dificultad para respirar o tos persistente

Algunos tipos de cáncer, como el cáncer de pulmón o el cáncer de tiroides, pueden causar dificultad para respirar o una tos persistente en las mascotas. Estos síntomas pueden empeorar a medida que el tumor crece y afecta la función respiratoria.

Cambios en el apetito o en los hábitos alimenticios

Los cambios en el apetito, ya sea aumento o disminución, pueden ser un indicio de cáncer en mascotas. Esto puede estar relacionado con la presencia de tumores en el sistema digestivo o con la producción de hormonas anormales que afectan el metabolismo del animal.

Tratamiento del cáncer en mascotas

El tratamiento del cáncer en mascotas puede variar según el tipo de cáncer, su ubicación y la salud general del animal. Entre los métodos de tratamiento más comunes se encuentran la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, cada uno con sus propias indicaciones y consideraciones.

Cirugía

La cirugía es uno de los enfoques más comunes para tratar el cáncer en mascotas, especialmente cuando el tumor es accesible y se puede extirpar por completo.

Durante la cirugía, el veterinario realiza una incisión para acceder al tumor y lo extirpa cuidadosamente, asegurándose de eliminar todo el tejido canceroso. La cirugía puede ser curativa si se realiza temprano y se extirpa todo el tumor, pero en algunos casos, puede ser paliativa para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida del animal.

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento sistémico que utiliza medicamentos para destruir las células cancerosas en todo el cuerpo.

Se administra en forma de inyecciones intravenosas o píldoras y puede ser utilizada como tratamiento primario o adyuvante después de la cirugía para reducir el riesgo de recurrencia. La quimioterapia puede tener efectos secundarios, como náuseas, vómitos, pérdida de apetito y supresión del sistema inmunológico, pero generalmente son manejables y temporales.

Radioterapia

La radioterapia utiliza radiación de alta energía para destruir las células cancerosas y reducir el tamaño del tumor.

Se administra en sesiones programadas a lo largo de varias semanas y puede ser útil para tratar tumores que no son accesibles mediante cirugía o para reducir el dolor y mejorar la calidad de vida del animal. Los efectos secundarios de la radioterapia pueden incluir irritación en la piel, fatiga y cambios en el apetito, pero estos suelen ser temporales y desaparecen una vez finalizado el tratamiento.

En Clínica Veterinaria Abrantes seremos tu guía en la lucha contra el cáncer en mascotas

Recuerda que la detección temprana y el tratamiento adecuado pueden marcar la diferencia en la salud y calidad de vida de tu compañero peludo. En Clínica Veterinaria Abrantes estamos para brindarte el apoyo y la atención profesional que tu mascota necesita.

Si tienes cualquier duda, tu compañero muestra síntomas preocupantes o tiene el cáncer diagnosticado y necesita un plan de tratamiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.